martes, 10 de noviembre de 2009

2012: Escatología y Cine

Muchas son las temáticas que dan orígen a producciones cinematográficas, pero pocas son las que dan lugar a cintas en las que los efectos especiales se convierten en verdaderos protagonistas de las mismas como aquellas en que los desastres se apoderan de la pantalla y qué mayor desastre que el fin del mundo como lo conocemos.

La escatología es una disciplina dentro de la filosofía y la teología que trata lo concerniente al fin del hombre o de la humanidad o como dicen otros, "el fin de los tiempos" y es una parte de bastante importancia para diferentes culturas actuales y la mayoría de las ya desaparecidas. En la doctrina cristiana coincide con todos los eventos del Apocalípsis, pasando de La Gran Tribulación a la Parusía y el triunfo final del Todopoderoso ante el Anticristo.

La más reciente realización que trata el tema, pero desde otro enfoque es 2012, el colosal largometraje dirigido por Roland Emmerich, quien cinco años atrás estuvo involucrado en otro proyecto de semejante magnitud titulado El Día Después de Mañana (The Day After Tomorrow).

Para esta entrega cuenta con un excelente elenco encabezado por John Cusack, Amanda Peet, Oliver Platt y Danny Glover, apoyados por talento de diversas partes del mundo como el singapurense Chin Han (Blindness), el croata Zlatko Buric (Dirty Pretty Things), el británico Chiwetel Ejiofor (Children of Men) y el estonio Johann Urb (Zoolander), entre muchos otros que representan las diferentes manifestaciones humanas que se verán reducidas o exterminadas por el desastre anticipado por nuestros ancestros mayas.

EL ARGUMENTO:

Conocedores de las predicciones hechas por los mayas, los gobiernos de todos los países del mundo conforman el IHC (Institute for Human Continuity), con el cual, como su nombre lo indica, buscan garantizar la supervivencia de la raza humana luego de una serie de terribles fenómenos geofísicos que devastará todo aquello que se encuentra a menor altura que la cordillera del Himalaya (La más alta del planeta y cuyo nombre en sánscrito significa "morada de nieve"). Con esa finalidad construyen 20 naves que albergarán a un grupo de personas previamente seleccionadas.

Pero dentro de todo el conglomerado humano, encontramos la historia particular de Curtis Jackson (John Cusack), hombre divorciado, padre de dos hijos que se encuentran a cargo de su ex-esposa Kate (Amanda Peet) y cuya vida dará un giro completamente inesperado luego de iniciarse los eventos que transformarán para siempre la historia de la civilización.

En ese devastador entorno veremos la cancelación de los Juegos Olímpicos de Londres, el surgimiento de gigantescos volcanes que expulsan tal cantidad de cenizas que muchas ciudades de los Estados Unidos quedan cubiertas (Entre estas, Washington D.C., que luego de esto sufre varios sismos previo al último embate de la naturaleza, quedando cubierta por una ola de colosales dimensiones), la impresionante destrucción del Vaticano y la herida de muerte sufrida por la ciudad de Río de Janeiro, cuyo mayor referente, el Cristo Redentor, cae al tiempo que se parte en pedazos.

¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA CINTA?

Para profundizar en la teoría que coloca el 21 de diciembre de 2009 como fecha clave en la existencia y desaparición de la humanidad debemos remitirnos al apogéo de la cultura maya y a estudiosos de ésta como Sylvanus Morley quien a principios del siglo XX participó en varias expediciones en la región de México y Guatemala. Morley se dedicó a investigar las inscripciones en monumentos y edificaciones antiguas, así como al análisis exhaustivo del sistema de cómputo de tiempo predominante en la región y dando pauta a estudios posteriores que dieron como resultado el descubrimiento del denominado calendario de cuenta larga cuya particularidad es la carencia de repetición en sus ciclos.

En este sistema, encontramos la sucesión de elementos que parten del Kin (día), pasando por el Unial, Tun, Katun hasta llegar al Baktun. Según las creencias predominantes en la región, el mundo que ahora conocemos es parte de un proceso ha sido creado y destruida en varias ocasiones, eventos que se producen con la llegada de un nuevo Baktun, el cual, coincide en esta ocasión con el 21 de diciembre de 2012.

Paralelo a todo esto, los movimientos gestados en el seno de la Nueva Era se han fortalecido a través de una gran cantidad de autores y publicaciones que enfocan el tema desde diversas perspectivas. De igual manera nos encontramos con una serie de programas transmitidos por el History Channel desde 2006 titulados Decoding The Past: Mayan Doomsday Prophecy (Decodificando el pasado: La Profecía Maya del Fin del Mundo), 2012, End Of Days (2012, El Fin de los Días), The Last Days of Earth (Los Últimos Días en la Tierra), Seven Signs of The Apocalypse (Los Siete Signos del Apocalípsis) y 2012 Apocalypse (Apocalípsis 2012).

ANTES Y DESPUÉS:

El maravilloso mundo del cine nos ha permitido encontrar una vasta cantidad de títulos que reflejan los eventos previos y posteriores al fin del mundo, pasando de hecatómbes nucleares a los resultados del cambio climático y otros fenómenos naturales.

Este año, por ejemplo, encontramos la excelente producción The Knowing (Presagios, como se le conoció en nuestro medio), en la cual se traslada otra teoría bastante difundida: La de la Tierra siendo afectada por una ráfaga de calor emanada del Sol.

En años anteriores aparecieron otras cuantas cintas que abarcan o hacen referencia de esta temática, como Armageddon, Deep Impact, The Core, las sagas de Terminator y Mad Max, entre muchas otras, pero es notorio que a partir de éste año, la variedad de títulos dentro del género de desastres basados en la temática apocalíptica se ha incrementado. Como muestra podemos citar tres cintas cuyos estrenos se tienen programados para los próximos meses: The Road, Daybreakers y The Book Of Eli, las cuales prometen situarse en la parte alta de la taquilla mundial.

video

CON MATERIAL DE COLUMBIA PICTURES / SONY PICTURES ENTERTAINMENT

No hay comentarios: